Envío gratuito a partir de 25€ / Free delivery in orders from 25€

Tradiciones Ibicencas para el día de Todos los Santos

El respeto por las tradiciones en Ibiza es un bien muy preciado que en Can Soldat consideramos esencial para no olvidarnos de quiénes somos y de las generaciones de personas generosas y respetuosas de las que venimos.

Aunque estos días se habla mucho de una fiesta importada como es Halloween, y hemos notado cómo se ha incrementado la demanda de productos como la calabaza estos días, la celebración de la Fiesta del Día de Todos los Santos y de los platos típicos de esta fecha en la isla es un tema del que queríamos hablaros. De hecho, hemos considerado tan imprescindible poner en valor “sa trencada”, una cena a base de frutos secos, fruta del tiempo y de los típicos panellets y bunyols bañados en vino dulce, que nos hemos ido hasta la cocina de Pilar Escandell en el Catering S´Olivera para elaborarlos con ella.

En este vídeo podréis ver cómo Neus y Pilar preparan uno de los dulces más típicos de estos días cuya procedencia se sitúa en Cataluña y que en el Siglo XVIII se utilizaban como ofrenda religiosa.

Lo primeros que necesitamos es ordenar en una mesa los ingredientes: 500 gramos de almendras crudas molidas, 250 gramos de boniato (puede usarse también patata, pero este tubérculo de temporada le aporta más dulzura a la receta), 400 gramos de azúcar (se puede poner menos), la ralladura de un limón, 2 huevos, 60 gramos de piñones para decorar y 60 gramos más de almendra granulada.

Mezclamos en un bol la almendra cruda con el boniato hervido y pelado, el azúcar y la ralladura del limón hasta obtener una masa. Elaboramos pequeñas “bolitas” del mismo tamaño con esta masa y las colocamos separadas en un plato. Separaremos la clara de la yema de los huevos para bañar los panellets en ella y “rebozarlos” en los piñones y en la almendra granulada. Colocaremos cada bolita en una fuente grande de horno con espacio entre ellos para que puedan cocerse de forma completa. Con la yema del huevo pintaremos el exterior de los panellets para que queden doraditos y los introduciremos en el horno a temperatura de 180 grados durante entre 10 y 15 minutos.

Dejar reposar hasta que se enfríen para degustarlos y, sobre todo, disfrutarlos y compartirlos.