Envío gratuito a partir de 25€ / Free delivery in orders from 25€

Higos con sobrasada y miel

En Ibiza la sobrasada, nuestro embutido de excepción, tiene muchísimas aplicaciones en platos muy dispares tanto de mar como de montaña. Aunque nos encanta natural o torrada en una gavilla al amparo de la lumbre, su presencia en platos como las albóndigas o los calamares rellenos de sobrasada son muy comunes en las cocinas de nuestra isla y un manjar.

Un plato que nos encanta en Can Soldat, y que es un aperitivo muy fácil de preparar y que sorprenderá a vuestros invitados, son los higos de temporada o brevas, rellenos e sobrasada, con miel. Una delicia que gustará a mayores y pequeños y que se prepara de forma muy sencilla.

Los higos son altos en fibra y una buena fuente de varios minerales esenciales, incluyendo al magnesio, manganeso, calcio (que promueve la densidad ósea), cobre y potasio (el cual ayuda a bajar la presión sanguínea), así como vitaminas, principalmente la K y B6, por lo que no los descartes por su alto valor calórico, ya que son muy nutritivos siempre que no abusemos de ellos.

INGREDIENTES PARA SEIS PERSONAS:

  • 1 kilo de higos o de brevas de Can Soldad maduritos y lustrosos.
  • ½ kilo de sobrasada ibicenca (si es casera mejor y si os gusta picante os recomendamos escoger esta opción para que el contraste de sabores sea mayor).
  • 2 cebollas moradas de nuestra finca.
  • Miel de romero de Ibiza de nuestro puesto de San Antonio (además de muy sana y pura le dará un toque increíble a esta sencilla receta).
  • Pan payés cortado en pequeñas rebanadas y tostado (aquí os recomendamos utilizar pan moreno porque casa muy bien con la sobrasada).

Corta en cuadrados los trozos de pan, tuéstalos y déjalos sobre un plato grande y bonito a modo de bandeja.

Parte los higos por la mitad, vacía la pulpa en parte y mézclala en una sartén con la sobrasada desmigada a fuego medio.

En otra sartén echa la cebolla morada partida en juliana, póchala a fuego lento con un poquito de aceite de oliva y de miel de romero ( o de azúcar moreno si lo prefieres) y deja que se haga hasta que quede caramelizada.

Una vez cocinada la mezcla, rellena los higos y pon sobre ellos la cebolla caramelizada. Échales un chorrito de miel por encima. Marida este plato con un vino blanco o espumoso de Ibiza, ¡y disfruta!